Julio Romero de Torres. Foto 1
Julio Romero de Torres (1874-1930). MARTA Y MARÍA. Óleo sobre lienzo. Firmado en Córdoba. 111 x 84 cm.
Julio Romero de Torres
Pintor de almas

Julio Romero de Torres (1874-1930) fue más que un pintor, hoy con la distancia del tiempo podemos ver en él un auténtico intelectual. Su implicación en la vida cultural y social de su época le lleva a participar en las tertulias del Café Levante y a compartir mesa con grandes escritores y pensadores como su querido amigo, e impulsor de estas tertulias, Ramón María del Valle-Inclán, además de otros escritores y pintores de la época como José Augusto Martínez «Azorín», Santiago Rusiñol, Pío y Ricardo Baroja o José Gutiérrez Solana.

Julio Romero de Torres provenía de una familia que rápidamente le inculcó el gusto por las artes. Rafael Romero Barros, su padre, era pintor además de conservador del Museo de Bellas Artes de Córdoba, por eso no resulta extraña la formación que recibió el artista. Otro acontecimiento marcó el devenir artístico de Romero de Torres, al igual que el de la mayoría de los intelectuales de su generación. La crisis del 98 que ahondó en España no fue patente únicamente por la perdida de territorios del imperio español sino por el pesimismo que hizo mella en el espíritu de los jóvenes españoles.

El artista cordobés fue ante todo un pintor de almas, un trasgresor que iba más allá del rancio academicismo. En realidad está muy lejos del tópico folclórico de su temática, la poética andaluza de Julio Romero de Torres posee fuentes de inspiración que le llevan a ser uno de los grandes simbolistas del siglo XX. En sus obras le vemos influido por Valle-Inclán y por sus viajes. Apreciamos en su técnica reminiscencias de maestros italianos con sus esfumados y con el uso del temple. Además hay que destacar su forma de abordar los temas en sus pinturas: la figura siempre aparece en primer término mientras en un segundo plano destacan algunos elementos que nos hacen pensar en un telón. Las mujeres suelen ser las protagonistas de esa narrativa, pero no solo como un objeto erótico o de deseo como se ha querido limitar tantas veces, cultiva la imagen de la condición femenina a través del Modernismo, del Simbolismo e incluso del Decadentismo. Una forma muy distinta de ver a la mujer, acorde con la pintura finisecular de otros países europeos más aperturistas que el nuestro. Porque Julio Romero de Torres era ante todo un artista libre, y esa libertad es la que le distingue de otros coetáneos.

Los distintos tipos de feminidad que aparecen en la pintura de Julio Romero de Torres son ilimitados, estamos así ante mujeres poderosas, fuertes, desafiantes, ante la femme fatale que tanto fascinaba a Europa en ese momento y que en España parecía imposible aceptar. Unas mujeres que parecen llenas de melancolía en paisajes oscuros, con una variedad cromática que no se aleja de la tenebrosidad: azules, pardos, ocres y grises. Significados alegóricos que se entrevén y aparecen otros temas de interés como la muerte, la vida, el amor, lo sagrado, lo profano o el mundo taurino y flamenco.

En esta exposición estamos ante una selección de obras que nos permite profundizar en las distintas feminidades que Romero de Torres interpretó e inmortalizó, las empodera siendo consciente de la fuerza que poseen. Podremos ver desde una niña como Carmen Otero o madres, como en la pintura «Señora de Taramona e hijo», damas y mujeres tradicionales como en «La Mantilla», mujeres sensuales como «La Niña de las naranjas», modelos publicitarias como en «Escopeta de caza» o valientes como en «La Huida». Sin olvidarnos de las «chiquitas buenas» termino utilizado por el propio pintor para referirse a un tipo de mujer de extracción popular, expresión bondadosa y aire sumiso.

Además de mujeres icónicas como Pastora Imperio, que fue musa de intelectuales y artistas como Jacinto Benavente o Manuel de Falla. También está presente Milagros Toldos, actriz y cantante que posó para el artista para el cartel que realizó con ocasión de la corrida patriótica de 1921 organizada por la Cruz Roja.

No podía faltar Elena Pardo, de mirada lánguida, quien en «Niña torera» muestra su carácter, siempre sofisticada e influenciada por la estética art decó.

Mujeres revolucionarias, fuertes, todas unidas bajo la magistral mirada de Julio Romero de Torres que no podía olvidarse de los temas sociales. Por eso en «Nocturno», nos muestra a siete prostitutas, probablemente en el Arco de Cuchilleros junto a la Plaza Mayor de Madrid. Romero de Torres se suma así a las preocupaciones de tantos otros artistas como lo hiciera Goya en «Los Caprichos» donde ponía a debate la prostitución o Gutiérrez Solana. Destacar «Jugando al monte», que llama la atención no solo por sus dimensiones sino por la modernidad de sus protagonistas. Aparecen dos mujeres, una de ellas fumando, con cartas, haciendo referencia así a la cartomancia, muy frecuente en las obras del cordobés y que le relacionan de nuevo con la corriente simbolista o el esoterismo de las practicas adivinatorias. Y nunca debemos olvidar «el telón», esa narrativa que crea el artista para situar a los protagonistas de sus obras. Así nos adentraremos en el paisaje cordobés, en el túnel de acceso al ruedo de la plaza de toros de las Ventas, en la plaza Mayor de Madrid… Y podremos deleitarnos también con la maestría con la que Romero de Torres inmortaliza la melancolía de objetos como la guitarra flamenca o sentir la frescura de las naranjas andaluzas. Valle-Inclán ya en 1922 lo definió en esos términos poéticos: «Los cuadros del pintor tienen el perfume de los huertos cordobeses bajo crepusculares campanas» y así lo apreciamos en «Huerta de Córdoba».

Esta muestra supone una ocasión única en la que todo aquel que visite el Museo de Bellas Artes de Badajoz podrá sumirse, a través de una treintena de obras, dentro del universo único de este maestro de la pintura. Un artista capaz de representar hace un siglo a la mujer liberada, la desinhibida, la trasgresora, la emancipada, en definitiva a la mujer realizada dueña de sus pasiones. Julio Romero de Torres comprendió todo lo que había hacia atrás, bebió de las fuentes del arte, adquirió conocimientos y puso en cuestión lo formalmente establecido. En 1914 el cordobés afirmó: «La pintura ha de ser lo que fue siempre, porque desde los primitivos a Goya pasando por tantos temperamentos y escuelas, el concepto fue el mismo, porque es eterno. Valle-Inclán, el gran maestro, lo ha dicho de la manera más concisa y feliz: “Nada es como es, sino como se recuerda”. La pintura debe ser la verdad vista a través del recuerdo.»

Marisa Oropesa

Comisaria de la exposición


Julio Romero de Torres. Foto 2
Julio Romero de Torres. "Escopeta de caza"

Julio Romero de Torres. Foto 3
Julio Romero de Torres. "La niña de las naranjas"
 en Facebook esta exposición comparte en Twitter esta exposición   Como llegar

foto usuario
Iniciar sesión   |   Registrarse
  • Añade esta expo a tus favoritos
  • Envia este enlace a un amigo
Ver mis favoritos
Elige el idioma de la página
Museo Lázaro Galdiano
La Casa Encendida
Tabacalera Promoción del Arte
CGAC Centro Galego de Arte Contemporánea
Artium
San Telmo Museoa
 

  TODAS LAS EXPOSICIONES DE ESTE ESPACIO  
Julio Romero de Torres
Julio Romero de Torres
Pintor de almas
Clausurada el 26 de mayo de 2019

En esta exposición estamos ante una selección de obras que nos permite profundizar en las distintas feminidades que Romero de Torres interpretó e inmortalizó, las empodera siendo consciente de la fuerza que poseen.  [ver+]
  
Zurbarán
Zurbarán
Bicentenario del Museo del Prado
Clausurada el 13 de enero de 2019

El Museo de Bellas Artes de Badajoz (MUBA) alberga la celebración del bicentenario del Museo del Prado con la exhibición de la obra 'San Francisco en oración' de Francisco de Zurbarán.  [ver+]
  
Luis de Morales
Luis de Morales
Clausurada el 14 de noviembre de 2018

La exposición se organiza en dos ámbitos: por un lado, los temas marianos; por el otro, la evocación de la Pasión y Muerte de Cristo.  [ver+]
  
Luis Martínez Giraldo
Luis Martínez Giraldo
Clausurada el 16 de abril de 2017

Luis Martínez Giraldo es uno de los exponentes artísticos extremeños de mayor valía, cuya trayectoria creativa recorre un arco temporal desde el último tercio del siglo XX hasta la actualidad.  [ver+]
  


Inicio » Mapa de museos y exposiciones » Extremadura » Badajoz » Badajoz » Museo de Bellas Artes MUBA » Julio Romero de Torres » exposición Nº 43995