Venezia 1958. Foto 1
 
Venezia 1958
Clausurada el 4 de Diciembre
Galería Mayoral Barcelona
web: www.galeriamayoral.com
     

La galería Mayoral de Barcelona rememora en la exposición Venezia 1958 el pabellón español de la Bienal de Arte de Venecia de 1958, un episodio que terminó siendo un punto de inflexión en el reconocimiento internacional del arte español de posguerra. La exposición, que se podrá ver del 26 de septiembre al 4 de diciembre, reúne, más de 60 años después de aquel acontecimiento, una decena de obras que formaron parte de aquella exposición de los artistas Antoni Tàpies, Eduardo Chillida, Rafael Canogar, Manolo Millares, Antonio Saura y Manuel Rivera, todas procedentes de importantes colecciones españolas e internacionales. Es la primera vez que una exposición recupera una parte de las obras que formaron parte de aquel evento. Este proyecto es la exposición central de la celebración del 30 aniversario de la galería Mayoral.

La exposición revisa por primera vez de manera exclusiva un episodio clave para la historia del arte español de la segunda mitad del siglo XX, que supuso un antes y un después tanto para la difusión del arte informalista español como para los mismos artistas que participaron. El proyecto, además de recuperar y exponer algunas de las obras que se exhibieron en Venecia en 1958, tiene la intención de analizar la relevancia y las consecuencias del evento, que tuvo lugar en un momento en que el régimen franquista estaba especialmente interesado en dar una imagen de modernidad en el exterior.

La exposición Venezia 1958 ha reunido una decena de obras muy representativas de aquella muestra en la Bienal. De Antoni Tàpies, se muestran dos obras puramente matéricas, fechadas en 1958, Pintura marró i ocre y Marró negrós; de Millares, tres de sus arpilleras; de Chillida, un relieve y una escultura de bronce, Hierros de temblor III; una abstracción de Canogar de 1957; una composición sobre tela con mallas metálicas de Manuel Rivera, de 1957; y la pintura Salvatierra de Antonio Saura, de la serie Damas, de 1957.

Triunfo de la modernidad

La exposición en el pabellón español de la 29ª edición de la Bienal del 1958 fue comisariada por Luis González Robles, que hábilmente y de manera muy intencionada, hizo una selección de obras y de artistas que enlazaba claramente con las tendencias artísticas internacionales , sobre todo con el informalismo, que triunfaba en Europa y en Estados Unidos. De este modo, se consiguió dar una imagen de modernidad del arte español a nivel internacional y una gran difusión de la obra de los artistas jóvenes que habían apostado por la abstracción y la vanguardia.

Luis González Robles (1916-2003) fue el principal responsable de la organización de exposiciones oficiales de arte español en el extranjero durante los años 50 y 60, desde la Dirección General de Bienes Culturales del Ministerio de Asuntos Exteriores. Buen conocedor de la realidad artística del país pero también de las tendencias internacionales, antes de Venecia, González Robles ya había comisariado otras participaciones del arte español en eventos artísticos internacionales como la primera edición de la Bienal de Arte del Mediterráneo de Alejandría de 1955 y la Bienal Hispanoamericana de Sao Paulo de 1957.

Pero la definitiva consagración del arte moderno español en el exterior llegaría con el pabellón de España para la Bienal de Venecia de 1958. González Robles priorizó en su selección para la bienal veneciana “el gesto expresivo de los informalistas”, como dice la doctora en historia del arte María Dolores Jiménez-Blanco, en el ensayo que se publica en el catálogo de la exposición de la galería Mayoral. El mismo comisario también lo explicaba así en su texto de presentación de la exposición: “El pabellón incluye un amplio contingente de artistas abstractos que he creído conveniente clasificar en grupos muy bien definidos, no sólo por su independencia estética radical sino especialmente por la singular y clara problemática ibérica que comparten todos ellos, basada en una estricta concepción ética del mundo”.

La exposición del pabellón

El pabellón expuso 162 obras de 19 artistas, que se repartieron en cinco ámbitos. El primero de ellos presentaba “Expresionismo figurativo”, con obras de Josep Guinovart (de su etapa figurativa), Pancho Cossío y Godofredo Ortega Muñoz. La pintura abstracta se dividió en tres apartados: “Abstracción dramática”, con obras de Canogar, Millares, Saura, Tàpies, Antonio Suárez y Vicente Vela; “Abstracción romántica” con Luis Feito, Joaquín Vaquero Turcios, Modest Cuixart, Joan Josep Tharrats y Enric Planasdurà;  y “Abstracción geométrica”, con pinturas de Francisco Ferreras, Manuel Mampaso, Antonio Povedano y Manuel Rivera. La escultura, con un conjunto de 17 piezas de Eduardo Chillida, se concentró en la entrada del pabellón.

Con las paredes pintadas de blanco, negro y gris y los cuadros colgados con tacos invisibles que daban la impresión de que las piezas estaban separadas de las paredes, el diseño del pabellón también apostó por la modernidad en el montaje, con salas monográficas, donde los artistas quedaban ampliamente representados.

La «sorpresa» de la Bienal

El pabellón tuvo una acogida excelente, tanto en cuanto a distinciones como por parte de la crítica. A nivel de galardones, el premio más importante fue para Chillida, galardonado con el Gran Premio de Escultura de la Bienal; Tàpies recibió el premio de pintura de la David E. Bright Foundation de Los Ángeles para artistas emergentes de la Bienal, considerado una especie de segundo premio del certamen, y la Unesco concedió su premio al pabellón español como conjunto. El crítico valenciano Vicente Aguilera Cerni también ganó el Gran Premio Internacional de la Crítica por el conjunto de sus artículos publicados en la revista Índice en relación a aquella bienal.

Por otra parte, la palabra más utilizada por los críticos internacionales que escribieron sobre la Bienal de 1958 para definir el pabellón español fue “sorpresa”. El crítico italiano Marco Valsecchi, por ejemplo, escribió que la exposición había sido “la más bella sorpresa de la Bienal, estos artistas son los verdaderos sobrinos de Picasso”. André Kuenzi, en la Gazette de Lausana, dijo que el pabellón español era «el más cautivador» de la Bienal. “Admito haber quedado profundamente tocado por esta singular atmósfera pictórica”, añadía Kuenzi.

A nivel interno, aunque con más prudencia, el pabellón también fue elogiado, sobre todo por los críticos más a favor de la modernidad. Aguilera Cerni escribía en Artes y Letras: “España ha intervenido en la polémica de la Bienal de la mejor manera posible: obligando a reconocer (como ha hecho la crítica del mundo entero) la potencia y tremenda españolidad de sus voces jóvenes e inconformistas” . Claro que los periodistas y críticos más tradicionales se escandalizaron por la preponderancia del arte abstracto en la Bienal. “Una moda aberrante”, escribía Julián Cortés-Cavanillas en ABC, que por otro lado se mostraba orgulloso de un éxito tan grande de España en un evento internacional.

Los artistas expresaron de entrada también su satisfacción por haber participado en la exposición ya que a partir de esta muestra su obra fue conocida y difundida a nivel internacional y les abrió las puertas para futuras exposiciones tanto institucionales como comerciales en galerías. Ya en Venecia, ocho de las obras expuestas se vendieron a importantes colecciones.

Gracias al éxito de la Bienal, se recibieron peticiones de muchos museos para hacer exposiciones con obras que se habían visto en Venecia. Desde el Ministerio de Asuntos Exteriores, se organizaron, como consecuencia directa del éxito de la Bienal, muestras en Portugal, Holanda y París. En 1960 el arte joven español se vio en el MOMA y el Museo Guggenheim de Nueva York de la manera simultánea, y en 1962 se hizo una exposición en la Tate Gallery de Londres.

La exposición en la galería Mayoral vuelve a plantear el debate que aquella presentación internacional del arte español más moderno supuso para muchos de los artistas representados, que más tarde se sintieron utilizados por el régimen franquista, interesado en dar la imagen de una España moderna a través del arte abstracto. Algunos de ellos, como Antoni Tàpies confesó años después que se arrepintió de participar en la Bienal representando la España franquista y, con Antonio Saura, decidió que no participaría nunca más en exposiciones organizadas por el régimen dictatorial. Años después, Luis González Robles siempre negó que la decisión de promocionar con tanta intensidad el arte españoles de los jóvenes artistas abstractos en el exterior fuera fruto de una decisión política que viniera “desde arriba” y que la elección sólo se basó en criterios puramente artísticos.

Libro-catálogo

Con motivo de la exposición se ha editado un libro-catálogo, que repasa la historia de la exposición de 1958, a través de textos, artículos de prensa y fotografías de la época, que documentan el impacto de la muestra. Además, el catálogo incluye un ensayo de la doctora en historia del arte María Dolores Jiménez-Blanco, que repasa los precedentes históricos y culturales y analiza los motivos, no sólo artísticos, que hicieron que el pabellón español de la Bienal de 1958 se convirtiera en un hito tan importante en la historia del arte español de posguerra.

También se ha incluido una entrevista de Vicenç Altaió al cineasta Pere Portabella, amigo y coleccionista de algunos de los artistas que participaron en la actual exposición, en la que el director reflexiona sobre el contexto artístico de la época y sobre su opción de no separar nunca la política del arte; y una entrevista de Rosa León al artista cubano Wilfredo Prieto, que representó a Cuba en la Bienal de Venecia de 2017, en la que se reflexiona sobre el uso del poder y el papel de las bienales en la promoción de los artistas contemporáneos .

Venezia 1958 se enmarca en la línea de la galería Mayoral de promocionar y difundir los artistas más destacados del arte español de posguerra.

______________________________________________________________________

La galeria Mayoral de Barcelona rememora a l’exposició ‘Venezia 1958’ el pavelló espanyol de la Biennal d’Art de Venècia del 1958, un episodi en que va acabar sent un punt d’inflexió en el reconeixement internacional de l’art espanyol de postguerra. L’exposició, que s’inaugura el 26 de setembre, torna a reunir, més de 60 anys després d’aquell esdeveniment, una desena d’obres que van formar part d’aquella exposició dels artistes Antoni Tàpies, Eduardo Chillida, Rafael Canogar, Manolo Millares i Manuel Rivera, totes procedents d’importants col·leccions espanyoles i internacionals. És el primer cop que una exposició torna a aplegar algunes de les obres que van formar part d’aquell esdeveniment. Aquest projecte expositiu és l’activitat central de la celebració del 30è aniversari de la galeria.

L’exposició revisa per primer cop de manera exclusiva un episodi clau per a la història de l’art espanyol de la segona meitat del segle XX, que va suposar un abans i un després tant per la difusió de l’art informalista espanyol com pels mateixos artistes que hi van participar. El projecte, a més de recuperar i exposar algunes de les obres que es van exhibir a Venècia el 1958, té la intenció d’analitzar la rellevància i les conseqüències de l’esdeveniment, que va tenir lloc en un moment en què el règim franquista estava especialment interessat en donar una imatge de modernitat a l’exterior.

Triomf de la modernitat

L’exposició al pavelló espanyol de la Biennal del 1958 va ser comissariada per Luis González Robles, que hàbilment i de manera molt volguda, va fer una selecció d’obres i d’artistes que enllaçava clarament amb les tendències artístiques internacionals, sobretot amb l’informalisme, que triomfava a Europa i als Estats Units.  D’aquesta manera, es va aconseguir donar una imatge de modernitat de l’art espanyol a nivell internacional.

A més, Chillida va rebre el Gran Premi d’Escultura, Tàpies el segon premi de pintura -l’americà Mark Tobey va ser el guanyador del primer premi- i la Unesco va concedir el seu premi al pavelló espanyol com a conjunt. El crític valencià Vicente Aguilera Cerni també va guanyar el Gran Premi Internacional de la Crítica pel conjunt dels seus articles publicats a la revista ‘Índice’ en relació a aquella biennal.

Luis González Robles, que ja havia comissariat altres participacions espanyoles en esdeveniments artístics internacionals com la Biennal de Sao Paulo del 1957, va prioritzar en la seva selecció per a la biennal veneciana “el gest expressiu dels informalistes”, com diu la doctora en història de l’art Maria Dolores Jiménez-Blanco, en l’assaig que es publica en el catàleg de l’exposició de la galeria Mayoral.

L’exposició no vol defugir les contradiccions, la incomoditat i el debat que aquella presentació internacional de l’art espanyol més modern va suposar per a molts dels artistes representats, que després es van sentir utilitzats pel règim franquista. Alguns d’ells, com Antoni Tàpies va confessar anys després que es va empenedir de participar a la Biennal representant l’Espanya franquista i, amb Antonio Saura, va decidir que no participaria mai més en exposicions organitzades pel règim.

‘Venezia 1958’ s’emmarca en la línia de la galeria Mayoral de promocionar i difondre els artistes més destacats de l’art espanyol de postguerra.

Amb motiu de l’exposició s’ha editat un catàleg que inclou un assaig de Maria Dolores Jiménez-Blanco; una entrevista de Vicenç Altaió al cineasta Pere Portabella, amic d’alguns dels artistes que participen a l’actual exposició; i una entrevista de Rosa Lleó a l’artista cubà Wilfredo Prieto, que va representar a Cuba en la Biennal de Venècia del 2017.

L’exposició ‘Venezia 1958’ es podrà veure del 26 de setembre al 4 de desembre del 2019.                     

Sobre la galeria Mayoral

La galeria Mayoral, fundada el 1989, està especialitzada en art modern i de postguerra. Mayoral celebra el seu 30è aniversari amb esdeveniments especials: exposicions, publicacions i una jornada de conferències al llarg de l’any 2019.

La galeria té un programa expositiu focalitzat en l’informalisme i la postguerra catalana i espanyola amb artistes com Tàpies, Brossa i Cuixart, Chillida, Millares, Saura, Guerrero, Zóbel, Canogar i Feito. També  exposa alguns dels grans artistes d’avantguarda del segle XX: Miró, Picasso i Dalí. Desenvolupa projectes rigorosament comissariats, fruit d’un exhaustiu procés de recerca i documentació. Mayoral compta amb el suport de les famílies dels artistes, de fundacions i altres institucions la missió de les quals radica a preservar i donar a conèixer el llegat dels artistes. Així mateix, té la confiança de col·leccionistes i museus, tant públics com privats.

Els últims anys, Mayoral ha dut a terme projectes com Miró’s Studio” (Londres – Nova York) i les retrospectives Millares. Construint ponts, no murs, Saura. Tragèdia – creació i Tàpies avui, que han repassat el procés creatiu dels artistes i han analitzat com el missatge de la seva obra continua interpel·lant el present. La galeria participa a TEFAF Maastricht, TEFAF New York Fall, ARCO i Masterpiece.

 en Facebook esta exposición comparte en Twitter esta exposición   Como llegar

foto usuario
Iniciar sesión   |   Registrarse
  • Añade esta expo a tus favoritos
  • Envia este enlace a un amigo
Ver mis favoritos
Elige el idioma de la página
MUSAC Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León
Museo San Telmo
Museo Lázaro Galdiano
 

  TODAS LAS EXPOSICIONES DE ESTE ESPACIO  
Venezia 1958
Venezia 1958
Clausurada el 4 de diciembre de 2019

La galería Mayoral rememora en una exposición el pabellón español de la Bienal de Venecia de 1958. Es la primera vez que una exposición reúne una decena de obras que formaron parte de una muestra clave en la historia del arte español de posguerra.  [ver+]
  
Zóbel - Chillida
Zóbel - Chillida
Camins creuats
Clausurada el 25 de julio de 2019

Un diálogo inédito entre Fernando Zóbel y Eduardo Chillida. La exposición, comisariada por Alfonso de la Torre, presenta una cuidada selección de trece óleos de Zóbel y una decena de esculturas de Chillida.  [ver+]
  
Tàpies Avui
Tàpies Avui
Clausurada el 13 de abril de 2019

La galería Mayoral se complace en presentar "Tàpies Hoy", una exposición monográfica dedicada a Antoni Tàpies que sigue la trayectoria creativa del artista y que reivindica la vigencia y la relevancia de su obra a día de hoy.  [ver+]
  
Saura: Tragèdia-Creació
Saura: Tragèdia-Creació
Clausurada el 27 de julio de 2018

La muestra está compuesta por una selección de quince obras realizadas por Antonio Saura, óleos de los años 1950 y 1960, y algunas composiciones en papel.  [ver+]
  
Ètica i Estètica: Miró/Artigas
Ètica i Estètica: Miró/Artigas
Clausurada el 14 de abril de 2018

Composta per una selecció de trenta obres realitzades per l´artista surrealista Joan Miró, el ceramista Josep Llorens Artigas, i el fill d´aquest, Joan Gardy Artigas.  [ver+]
  
L´Espai dels somnis
L´Espai dels somnis
Clausurada el 5 de enero de 2018

A través d´una acurada selecció d´obres d´art, l´exposició mostra la importància que el somni ha tingut com a constructor del llenguatge artístic del segle XX per explorar la consciència visual de l´inconscient.  [ver+]
  
Mujeres surrealistas
Mujeres surrealistas
Clausurada el 1 de abril de 2017

La exposición "Mujeres surrealistas" mostrará una veintena de obras de ocho mujeres surrealistas vinculadas de algún modo a Catalunya...  [ver+]
  
Art Revolutionaries
Art Revolutionaries
renacimiento de El Segador, de Joan Miró
Clausurada el 7 de enero de 2017

La galería Mayoral presenta "Art revolutionaries", un proyecto artístico de calidad museística, con obras de Pablo Picasso, Joan Miró, Alexan­der Calder y Julio González, en Barcelona.  [ver+]
  
Dau al Brossa
Dau al Brossa
Clausurada el 29 de julio de 2016

La Galería presenta la exposición:"Dau al Brossa".  [ver+]
  
Cuixart. Geometria experimental
Cuixart. Geometria experimental
Clausurada el 26 de mayo de 2016

La muestra incluye 27 obras, entre las cuales se encuentran: óleos, dibujos y una escultura. Esta cuidadosa selección está centrada en los momentos más trascendentes del artista, entre 1949 y 1964.  [ver+]
  
Dalí. Maestro en metamorfosis
Dalí. Maestro en metamorfosis
Clausurada el 28 de febrero de 2016

Mayoral presenta la exposición de Dalí fruto de un proceso de investigación y revisión de la figura del artista con un programa de conferencias y acciones educativas para velar y preservar su memoria artística.  [ver+]
  
Miró y la Cruz Roja
Miró y la Cruz Roja
Una exposición benéfica. Un proyecto artístico y solidario
Clausurada el 31 de enero de 2016

"Miró y la Cruz Roja" una exposición benéfica con una dimensión internacional, en la cual se expondrán obras gráficas de Joan Miró donadas por Joan Punyet Miró, nieto del artista, con el objetivo de recaudar fondos para la Cruz Roja de Cataluña.  [ver+]
  
Joan Brossa
Joan Brossa
A escena. Personatges brossians
Clausurada el 23 de diciembre de 2015

Exposición del artista Joan Brossa.  [ver+]
  
Joan Ponç
Joan Ponç
L´enigma
Clausurada el 30 de septiembre de 2015

La muestra, comisariada por Pilar Parcerisas, crítica y curadora de exposiciones, incluye una selección de 16 obras, entre las cuales destacan pinturas y dibujos entre los años 1947-1968 y la proyección del vídeo "Joan Ponç-J.V. Foix La pell de la pe  [ver+]
  
Chillida
Chillida
Despertar
Clausurada el 27 de junio de 2015

En la muestra se encuentra una meticulosa selección de obres: esculturas, dibujos y grabados del artista vasco.  [ver+]
  
Miró/Calder
Miró/Calder
Clausurada el 31 de marzo de 2015

Presentamos la nueva exposición de la galería "Miró/Calder", con la colaboración de la Successió Miró y Calder Foundation, dónde se exponen dibujos, pinturas y esculturas de estos artistas.  [ver+]
  


Inicio » Mapa de museos y exposiciones » Cataluña / Catalunya » Barcelona » Barcelona » Galería Mayoral Barcelona » Venezia 1958 » exposición Nº 48097