la ventana del arte canal vídeo I  volver anterior  I  ir a página de inicio  I
 
 
Inéditos 2019
La Pista. Comisario: Lorenzo García-Andrade
Exposición clausurada 1 septiembre 2019
Madrid

La Casa Encendida presenta las exposiciones de Inéditos 2019 que reúne los proyectos de tres jóvenes comisarios menores de 35 años. El programa Inéditos fomenta la inserción de los jóvenes comisarios en los circuitos profesionales, facilitando a los seleccionados la posibilidad de producir su primera exposición y editar un catálogo del conjunto de la muestra. En sus diecisiete ediciones, La Casa Encendida ha apoyado a más de 50 comisarios noveles contribuyendo a la difusión de sus trabajos. En esta ocasión, el jurado, compuesto por Mery Cuesta, crítica de arte y comisaria, João Laia, comisario jefe de Kiasma (Helsinki) y Yolanda Romero, jefa de Conservación del Banco de España, ha premiado los siguientes proyectos:

La Pista. Comisario: Lorenzo García-Andrade (Madrid, 1991). (Sala A)

A través de la creación de una pista de pádel, La Pista propone incorporar a un centro cultural la función de centro deportivo. La Pista es una pista. Una pista de pádel dentro de la Sala A de exposiciones de La Casa Encendida. Una pista normal, con sus medidas propias y materiales reglamentarios correspondientes. Pero no es solo una pista, es la creación del centro deportivo La Pista, es el encuentro y convivencia del funcionamiento de un centro cultural con el funcionamiento de un centro deportivo. La Pista se presenta como la posibilidad de un espacio para la incertidumbre. Los elementos que la regulan y formalizan no constituyen por tanto un todo cerrado, no siguen una lógica argumental del tipo inicio-desarrollo-desenlace que se pueda establecer a priori a través de herramientas discursivas. Es un proceso que se mantiene inconcluso hasta el final de la muestra. La Pista no termina de realizarse hasta que termina la exposición, porque no es solo la instalación de la pista, sino que es todo lo que emerge en torno a su activación. La Pista es todo el orden de situaciones que posibilitan su uso y que se desencadenan a partir de él. Es una pieza que reflexiona desde su condición de instalación, ejerciendo una presión como sistema sobre el sistema en el que se ha implantado, y cuya duplicidad de usos pone en crisis el papel de los distintos agentes y la naturaleza de la obra, pues ambos, el centro cultural y el centro deportivo, son espacios normados pero sujetos a diferentes normativas.

Desde un deseo de investigar sobre los márgenes de los desconocidos, de las relaciones entre sistemas diferentes y las posibilidades de los formatos del arte, se han incorporado varias líneas de investigación y prácticas artísticas que se han materializado en una única pieza. Queda, de esta forma, diluida la división entre pieza, exposición y discurso; así como la de comisario, artista, espectador y activador porque esta operación es llevada a cabo por un grupo de agentes que, invitados por Lorenzo García-Andrade, se unen a él para observarse como grupo en torno a un elemento que les ocupa, un objeto de cohesión. En vez de varias obras de distintos autores que son atravesadas por una investigación, los distintos discursos y líneas de investigación de los autores conforman una sola pieza. El concepto de autoría se desplaza en la pieza única al no saber señalar cuándo termina la contribución de un agente y cuándo comienza la de otro.

De la misma forma, al hacer convivir un centro cultural con un centro deportivo con sus órdenes de funcionamiento y la incorporación de una instalación dentro de otra, se mezclan los espacios y confunden sus límites: los jugadores dentro de la pista deportiva y a su vez dentro del centro cultural, los espectadores fuera de la pista pero aun así dentro del centro deportivo; vemos tensarse ambos a diferentes niveles, se juntan distintos hardwares. Jugar, ver jugar, la vestimenta, la reserva de la cancha o el peloteo son elementos que proyectan la acción como una única vivencia establecida sobre la duplicidad de protocolos en la que no es reconocible qué es pieza artística, qué es cotidianeidad, qué es gestión de un centro cultural, qué es administración de un centro deportivo, como tampoco es identificable qué es predicho y qué es espontáneo.

Si Extremoduro dice "no valgo para estar metido en un puré, me gusta mi sabor", este proyecto va de todo lo contrario. De estar en el puré, de lo metacolectivo. Va de estar en puré, pero también de hacer puré. Solo hay una, algunas, pistas.

Participan: María Buey, Javier Cruz, Elgatoconmoscas, Carmen García, Jacobo García, Javier Garralda, Andrea González, Jovendelaperla, Juanito Jones y Taller de Casquería.

 en Facebook esta página compartir en twitter comparte en Twitter esta página   Como llegar
foto usuario
Iniciar sesión   |   Registrarse
  • añade este vídeo a tus favoritos
  • envia este enlace a un amigo
Ver mis favoritos
Elige el idioma de la página

 Inicio » Canal Vídeo » La Casa Encendida » Inéditos 2019 » Exposición en vídeo Nº 1498